VICEPRESIDENTE HEREDERO

DE TAL PALO TAL ASTILLA

Recibimos varios correos que nos avisan de una realidad sobre la que esta página no quiere entrar porque no es nuestro objetivo. Los email nos cuentan lo que ya sabemos, que el padre tiene un hijo, que el hijo es el heredero, que será el que lo sustituya cuando decida jubilarse Josema, y que, por lo que nos dicen, asume formas y maneras del padre y que muchos de sus trabajadores están hasta el gorro de su histrionismo.

Insistimos, todalaverdadsobrejosema.es tiene como objetivo desnudar al empresario faltón que quiere avasallar a la sociedad albaceteña y para nada ha fijado el punto de mira en Josema hijo, algo que debería aliviar al padre y a él, cosa que creemos que no ocurre. Y por ello, tendremos que escribir de él.

¿Y qué significa escribir de él? Simplemente denunciar también toda la trapacería que lleva a cabo para igualar a Josema, que ya es decir.

Porque puestos a revisar el catálogo de infracciones a la hacienda pública, se nos ocurre decirle que es muy joven para llevar ya tanto lastre a sus espaldas. Cuando decimos lastre nos referimos al dinero que presuntamente escondió junto al resto de la familia en paraísos fiscales. ¿Lo sabía? ¿Y si lo sabía por qué se lo permitió al padre?

Josema hijo, además, tiene que dar explicaciones de todas las irregularidades que ha denunciado la comunidad de propietarios sobre su vivienda, entre ellas la modificación de los garajes de su propiedad, más parecidos a los boxes de la fórmula 1 que a un aparcamiento de vecinos.

En este punto nos cuentan que es tanto su afán de aparentar que no podía soportar aparcar el coche en una plaza pintada al uso como en todos los garajes, que lo suyo es ir de clase social alta o muy alta, como corresponde al alto sueldo que cobra por ser vicepresidente de holding familiar (recuerden que el consejo de Administración, formado por toda la familia, cobró la módica cantidad de más de medio millón de euros al año, según las cuentas anuales de 2015).

Nos cuentan que son frecuentes las broncas que monta con el padre por diferencias de criterios a la hora de dirigir la empresa, pero que ha copiado esa parte de empresario viejo que le está estigmatizando ante los empleados, la que le lleva por el camino “más de lo mismo” en vez de nuevas formas de emprender. Eso dice mucho si al final no corrige y se convierte en un Josema 2.0, o lo que es lo mismo un hombre con una caja registradora en el corazón.

Por hoy lo dejamos aquí porque no se trata de cambiar la diana y disparar el dardo sobre alguien que sufre los daños colaterales que ocasiona el padre. Pero somos conscientes de que aunque queramos salvarlo de la quema, camina a lomos de un caballo desbocado que lo mismo se calma en el primer abrevadero que sencillamente lo manda al suelo.

Asociación afectados por atentar contra su dignidad y honor

Comparte esta noticia