”””QUIEN DIJO MIEDO”””’

 

NO HAY QUE TENER MIEDO

 

Es sorprendente lo que estamos viviendo. Esta web está suponiendo una auténtica válvula de escape para mucha gente que ha sufrido a Josema e, incluso, para muchos que todavía lo siguen sufriendo. No éramos conscientes el nivel de rencor y, si nos permiten, de odio que este personaje genera en la sociedad albaceteña. El éxito de esta web ha sido tan grande que hemos querido que se visualizara poniendo un contador de visitas al alcance de cualquier lector.

En los pocos días que esta web está en marcha, han sido cientos los correos que hemos recibido dándonos apoyo y, algunos de ellos, dándonos información. El próximo lunes, cuando se levanten por la mañana, se asombrarán tanto como lo hemos hecho nosotros al comprobar el documento que una persona nos hizo llegar y del que hemos podido acreditar la veracidad del mismo. En este caso, no es una condena por vejaciones a una trabajadora, ni el inicio de unas obras ilegales, es algo que desacredita la autoridad moral del propietario del juguete diabólico. Alguien que habla de corrupción tan alegremente tiene, necesariamente, que someterse a esta exposición pública que tanto esfuerzo nos está costando realizar y para la que pedimos su ayuda. Con mentiras y difamaciones ha hecho tanto daño a tanta gente y a sus familias que con verdades tendrán que saber él y su familia qué se siente. Eso sí, sólo con verdades y dentro de la más estricta legalidad. No queremos que algunos miembros de la justicia o de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, a los que agasaja regularmente en su finca de Navamarín, le agradezcan sus deferencias buscándonos un lío.

Muchos de los correos que nos mandáis nos decís cosas que son muy fuertes, la actitud con sus trabajadores, su ingeniería financiera, cuestiones escabrosas de sus descendientes (mayoritariamente de su hijo) e infinidad de cuestiones que algunas son tan descabelladas que nos parecen increíbles. Por ello, si nos permiten, queremos pedirles un favor. ¡Ayúdennos! Ayúdennos demostrando eso que dicen. Si ha despedido presuntamente a unos trabajadores por, por ejemplo, querer presentarse a unas elecciones sindicales, por favor, mándenos la sentencia o la denuncia o cualquier documento que lo acredite o si, por ejemplo, nos dicen que, presuntamente, ha hecho barbaridades medioambientales o urbanísticas en su finca de Navamarín les agradeceríamos nos los justificaran de alguna manera. El próximo lunes, como ya les hemos comentado, podrán comprobar cómo esta colaboración sí funciona.

Tenemos que ir con la verdad por delante, para la mentira y la difamación ya está él y Visión 6.

Asociación afectados por atentar contra su dignidad y honor

Comparte esta noticia