POR LOS PELOS

¡¡¡JOSEMA SE SALVÓ DEL INCENDIO DE SER CONDENADO POR ABUSOS SEXUALES Y NO RECURRIÓ LA SENTENCIA!!!

La denuncia no estuvo motivada ni por ánimo de venganza ni resentimiento

Al renunciar la empleada a la acción civil o penal evitó que le indemnizaran con 2.000 euros

Josema tuvo que respirar de alivio cuando la juez le impuso la condena por vejaciones sexuales y no por abusos. Una pena que era el mal menor de su fechoría y que aceptó como un buen cristiano sin poner en marcha el recurso de apelación que se le ofrecía. Josema dijo amén, inspiró profundamente y se dijo para sí mismo “de buena me he librado”. No era para menos si se tenían en cuenta los antecedentes que sobre hechos de este tipo había en los juzgados. Lo de menos para él fue su repercusión social, que fue poca o ninguna hasta que esta web lo ha puesto en conocimiento de la sociedad albaceteña, acostumbrado como estaba a saltarse las normas de convivencia que todo hijo de vecino debe mostrar. Se escapó de ser escarmentado más duramente y se juramentó para no caer de nuevo en la tentación, cuestión esta que ya le había provocado dolor de cabeza en alguna otra ocasión, eso sí sin que hubiera denuncia por medio.

La renuncia a la acción penal no significa perdón del acusado

​Así lo explica la transcripción literal de la sentencia:

​“No habiéndose manifestado en el caso que nos ocupa por xxxxx xxxxx su perdón hacia el acusado, se estima que debe condenarse por la falta de vejaciones injustas antes valorada.

​Tercero.- No concurren circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal.
​Cuarto.- Con relación a la pena a imponer, el tipo del artículo 620.2 castuga con pena de mular de 10 a 20 días. Se entiende que debe imponerse la pena máxima de 20 días, dada la relación existente en el momento de ocurrir los hechos entre las partes y que se trata de una vejación de carácter sexual, y en atención al puesto del ocupado en la empresa, con una cuota diaria de 25 euros.
​Quinto.- Se solicita por el Ministerio Fiscal una indemnización por daños morales de 2000 euros. Queda acreditado a través de la documental existente en las actuaciones de xxxxxx xxxxx estuvo de baja con posterioridad a estos hechos, y que no volvió a trabajar, habiendo recibido asistencia psicológica (folios 73 y 74). Se estima que los hechos probados provocan sin duda daños morales, y que los mismos han de ser indemnizados a tenor de lo dispuesto en los artículos 109 y 116 y demás concordantes del Código Penal. Habiendo manifestado la testigo en el acto del juicio, y ante la insistencia del Ministerio Fiscal, puesto que de inicio no iba a reclamar, que sí reclamaba lo que procediera.
​No obstante, y a la vista del Acta de Conciliación presentada por la Defensa en el acto de la vista, de fecha 23 de febrero de 2011, y una vez leída la misma, en ella, la Sra. xxxxx renuncia a “cualquier acción penal, civil y/o laboral por los mismos, incluido cualquier posible daño moral o perjuicio derivado de aquellos”.
​Se estima que el compromiso adquirido en el procedimiento del Juzgado de lo social en el que se renuncia expresamente a las acciones civiles y a los posibles daños morales, impide, en este procedimiento, otorgar esa indemnización a la víctima.
​Sexto.- Procede a condenar al acusado al pago de las costas procesales, conforme el art. 240 de la L.E. Crim.”

Josema se dio por conforme con la sentencia, ¡¡¡SE ESCAPÓ DE LA QUEMA!!!

​Y este es el FALLO

​“Que debo absolver y ABSUELVO a JOSÉ MANUEL MARTÍNEZ MARTÍNEZ del delito de abusos sexuales del que venía siendo acusado, declarando de oficio el pago de las costas procesales.
​Se le CONDENA como autor de una FALTA DE VEJACIONES INJUSTAS del artículo 620.2 del Código Penal, a la pena de VEINTE DÍAS DE MULTA con una cuota diaria de 25 euros, con 10 días de responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago y costas por la falta.
​Contra la presente sentencia podrá interponerse recurso de apelación dentro de los DIEZ días siguientes a su notificación escrita, con los requisitos de los arts. 790 y siguientes de la Ley de Enjuiciamiento Criminal y del que conocerá la Ilma. Audiencia Provincial de Albacete.”

Esta web les informa también que en los juzgados de Albacete fue muy comentado este juicio por tratarse de un empresario conocido al que se le suponía una vida respetable y dentro de un orden moral. Entre jueces y fiscales corrió como la pólvora y no daban crédito a lo que veían. Entre los medios de comunicación, el ABC en su sección de Toledo fue el único que se hizo eco.

Juzguen ustedes después de conocer íntegramente la sentencia si Josema es un hombre de derecho o de provecho.

Asociación afectados por atentar contra su dignidad y honor

Comparte esta noticia