OTRA MAS

MUNERA INFORMA
​A través de las redes sociales el valiente concejal de Munera, Juan Miguel Torres, el único político que ha tenido valor a enfrentarse a Josema, desvela las barbaridades que se están cometiendo en la finca de Navamarín.

(Enlace) https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=2130210060539202&id=1853448634882014

Juan Miguel se ha visto obligado a aclarar una serie de aspectos que demuestran cómo tiene que luchar contra viento y marea ante , “Se está diciendo interesadamente, que la bodega y almazara de Dehesas y Viñedos de Navamarín no están operativas por asuntos políticos interesados del concejal Juan Miguel Torres. Nada más lejos de la realidad, ojala y se instalaran en Munera no una industria, sino veinte.

El problema no es político, tampoco el capricho de un concejal, el problema es que hay una bodega y almazara ya terminadas y con toda la maquinaria, donde oficialmente tiene que haber unas naves para el almacenamiento de aperos y materias primas, y si los rumores que corren por Munera son ciertos, un restaurante.
Esta industria es ilegal a pesar de que la Alcaldesa de Munera, Ángeles Martínez diga que todo se ha hecho legalmente, lo dijo en el pleno de enero de 2017 con el salón abarrotado de gente. La verdad es que creo que esta señora no sabía lo que decía, pues después llego a decir que si no hubiera sido por mi denuncia a Fomento y a Agricultura, todo hubiera seguido construyéndose legalmente, ¡¡¡Quien la entienda que me lo explique!!!
La verdad es, que se ha construido una industria ilegalmente con una licencia para la construcción de unas naves de aperos y almacenaje de materias primas. La prueba es que a requerimiento del Servicio de Ejecución y Disciplina Urbanística de la Consejería de Fomento, en junio se vieron forzados a iniciar un expediente de legalización, de acuerdo con lo previsto, entre otros, por el art, 178 de la TROLOTAU. ¡Ya me dirán si era legal como la Alcaldesa decía! Pues lo que es legal no es necesario legalizarlo”, señala Juan Miguel Torres apuntando directamente a la ilegalidad de la construcción que está llevando a cabo Josema en su finca de Navamarín.
​Juan Miguel, en su larga exposición en Facebook, sigue añadiendo: “-Resulta que el art. 228 de las Normas Subsidiarias de Munera recoge que la edificación máxima no puede sobrepasar los 5.000 metros cuadrados, este requisito no se cumple, pues las construcciones superan estos 5.000 metros cuadrados
-El cartel publicitario a legalizar incumple el art. 16 RSE y el art. 243 de las Normas Subsidiarias, por lo que no es posible su legalización. Ahora, en el expediente de legalización quieren hacerlo pasar por un cartel indicativo.
-El embalse y la balsa de evaporación no se computaba como superficie ocupada dentro de la parcela.
-Otra cosa ilegal a todas luces, es la concesión de una acometida de agua potable a la Bodega y Almazara, cuando el art. Nº 215 de la Modificación Puntual de las Normas Subsidiarias de Munera dice: “Prevención de la formación de nuevos núcleos de población” “Existe riesgo de la formación de núcleo de formación, cuando se propongan construcciones destinadas a cualquier uso, que demanden, o por su naturaleza se puedan demandar en el futuro, suministros o servicios urbanos tales como agua potable, energía eléctrica, saneamiento, etc.”
¡Saquen ustedes sus conclusiones! ¿Todo legal? Por esta regla de tres, cualquier Munereño que necesite agua para regar los tomates en su parcela, también tiene derecho a un enganche de agua y que el Ayuntamiento se la suministre. ¡Vergonzoso!
Todo esto con el visto bueno de la Alcaldesa Ángeles Martínez y del anterior Secretario/interventor”
​La situación de indefensión de este concejal es tan grande que viene a señalar “Estos son los intereses que me mueven, en primer lugar no permitir que con el beneplácito de la Alcaldesa, nos roben a los Munereños, dejando de ingresar una gran cantidad de dinero, de los impuestos que le corresponde pagar al dueño de esta industria, que es DEHESAS Y VIÑEDOS DE NAVAMARIN, con un activo de más de 70 millones de euros y, que año tras año nos estén subiendo los impuestos a los Munereños, y que no tengan dinero para mantener y adecentar los parques infantiles, que es lo único que tienen los matrimonios jóvenes para sus hijos pequeños.
Otro interés que me mueve es no permitir que a cualquier Munereño que quiera construir una casa, nave en el campo para guardar el tractor, etc., le exijan toda la documentación habida y por haber, amén de pagar hasta el último euro que le corresponda de impuestos, y que a un señor por muy poderoso que sea, se le permita burlar todas las normativas, ordenanzas, etc., y no pagar todos los impuestos que le correspondan, por muchos que sean, con el achaque de que “va a dar muchos puestos de trabajo”. Me gustaría ver el compromiso fehaciente, de cuantos puestos de trabajo va a crear y, que todos los trabajadores tengan que ser de Munera. ¡No existe!
Ahora yo sí que pregunto… ¿Qué intereses tiene la Alcaldesa Ángeles Martínez, en permitir y encubrir todas las ilegalidades que se están cometiendo?”
​En fin, Josema, Presidente de Navamarín, una más en tu currículum.

 

Asociación afectados por atentar contra su dignidad y honor

Comparte esta noticia