OBTENCION DE BENEFICIOS……

JOSEMA SE ACOGIÓ A LA AMNISTÍA FISCAL Y REPATRIÓ DESDE EL PARAISO FISCAL DE CURAÇAO 3,5 MILLONES DE EUROS

Pagó por todo ello la cantidad de 37.884.56 euros.

La familia Martínez solo pagó el 1 por ciento por traer el dinero

Lo prometimos ayer y lo cumplimos hoy, la pregunta que hizo al gobierno el diputado socialista por Albacete, Manuel González Ramos, para que publique los nombres de los albacetenses que se acogieron a la amnistía fiscal la responde en parte esta web, el empresario José Manuel Martínez es uno. De la investigación que hemos hecho se desprende que a la familia Martínez le vino a ver dios cuando el ministro de Hacienda anunció la amnistía ya que solo tendrían que pagar un módico uno por ciento del capital evadido fuera de España.

Por ello, el 23 de noviembre de 2012 fue una fecha que recordará la familia de José Manuel Martínez Martínez, AJUSA, no en vano su riqueza en España creció en más de tres millones y medio de euros al recibir una transferencia desde Curaçao, Antillas Holandesas, en la cuenta corriente a su nombre de Caixabank que aperturó unos días antes, el 14 de noviembre, y en la que realizó una transferencia inicial de 70.000 euros procedentes de una cuenta del propio José Manuel Martínez desde Globalcaja.

El ordenante era una sociedad denominada West Ocean Holding NV con sede en Wilwmstad, capital política de Curaçao, que a través del First Caribbean Internacional Bank NV transfería dicha cantidad a España para acogerse a la amnistía fiscal que el gobierno del Partido Popular aprobó unos meses antes, en marzo de 2012.

Lo que se pretendía era que grandes capitales residenciados en el extranjero, mayoritariamente en paraísos fiscales, pudieran volver a nuestro país y tributar legalmente. La amnistía fiscal regulaba esa posibilidad a cambio de pagar tan solo el uno por ciento del capital declarado. La operación para la familia Martínez, esposa e hijos, era productiva toda vez que únicamente pagaron en impuestos 37.884,56 euros y a cambio repatriaron 3.548.255,17 euros al amparo del proceso de regularización fiscal (en dólares USA 4.599.958,00).

El Banco de España determinó que el dinero no provenía del tráfico de drogas o de armas

El Banco de España analizó si dicha transferencia era “sospechosa” y determinó que “no figura relacionada en asuntos procedentes del comunicaciones de operativa sospechosa”.

En palabras más coloquiales, lo que el Banco de España venía a decir es que ese dinero no provenía del tráfico de drogas, de armas o de otros delitos.

En la cuenta de Caixabank acabada en 510, que se había abierto apenas nueve días antes, a nombre de José Manuel Martínez Martínez, se pagó el mismo día de la transferencia desde Curaçao un importe de 37.884,56 euros que correspondía a los impuestos legales del proceso de regularización, llamada popularmente amnistía fiscal.

Sin embargo, si bien el dinero transferido desde el paraíso fiscal de Curaçao no tenía origen delictivo, la familia Martínez Martínez no aportó documentación que acreditara la relación que existía entre su titular, el dueño de AJUSA, y la empresa que ordenó la transferencia a Caixabank. West Ocean Holding NV. La justificación que dio el titular era “como consecuencia de la desinversión participativa en ella”.

Traducido, se deshacía de un dinero evadido a Curaçao y lo legalizaba en España.

Posteriormente, el 27 de Noviembre, el dinero se transfería a la cuenta del mismo titular en la Corporación HMS Hermasan SL, repartido en tres ingresos que sumaban los 4.599.958,00 dólares. El concepto que se utilizó fue “aportación de fondos”.

Finalmente, acogido a la amnistía fiscal del gobierno, hay que señalar que esta regularización fiscal afecta exclusivamente al IRPF, al impuesto de sociedades y al impuesto sobre la renta de no residentes, pero no al resto de tributos (impuesto de sucesiones, donaciones, IVA, ITP, etc).

​Lo que se señala por parte del Banco de España es la duda si aparte de esos activos, los 4.6 millones de dólares, existen otros activos ocultos en el extranjero que Josema, su familia y su grupo de empresas hayan podido eludir de la Agencia Tributaria española.

Asociación afectados por atentar contra su dignidad y honor

Comparte esta noticia