MONEY

MONEY, MONEY, MONEY

 

Sin dinero sería como un soldado sin balas, un hombre indefenso 

Josema tiene “35 millones de euros” en dos SICAV en Banca March y BNP PARIBAS

En el año 2015 ganó con ellas más de dos millones de euros y sólo pagó a hacienda ¡¡¡18000 euros!!!!

A Josema le falta la educación pero le sobra el dinero. Es un hombre tan rico que puede permitirse insultar diariamente a quien se le ponga en gana, pagar los mejores abogados y que su cuenta no lo note. Es tan rico que, como diría un castizo, tira pestazo a dinero, el mismo que utiliza para acoquinar, achantar, amedrentar, acojonar y acobardar a aquellos que no pueden gastar porque no lo tienen. A todos menos a todalaverdadsobrejosema.es, web con vocación de permanencia, que ni teme ni se asusta de sus millones y menos de sus soflamas. Y saben por qué, porque nosotros damos información contrastada que no puede ser refutada por él y su poder. Es tan fuerte nuestra verdad que su mullidor ante la Justicia, ese que presume de sacarlo de los apuros judiciales, no puede ofrecerle ningún bálsamo contra el deterioro público que está sufriendo.

Siembra viento y recogerás tempestades

En nuestro empeño de seguir desnudando al personaje Josema hoy traemos a esta web algo que imaginan pero que no conocen, su dinero, parte de su dinero. Hoy hablamos de millones contantes y sonantes en dos sociedades de inversión de capital variable, popularmente llamadas SICAV o instrumentos de inversión para ricos (hay que tener un mínimo de 2,4 millones y 100 socios para crearla).

En estas dos SICAV guarda Josema el dinero que le permite una vida desahogada, con palacios, sirvientes, lujo y vasallaje, el que impone a los que no tienen lo que tiene él, el que aplica a sus trabajadores con sueldos al mínimo, sin pagarles horas extraordinarias y sin poder rechistar so pena de ir a la calle. Son dos instrumentos de inversión que al final de 2015 tenía en Banca March y BNP Paribas en España, que obtuvieron un rendimiento de 2.166.578,07 sólo en el 2015. Sí, como lo leen, más de dos milloncetes de beneficios que pasan a engordar su magra cuenta y que, en definitiva, es lo único que le produce felicidad. Josema sin dinero sería como un soldado sin balas, un hombre indefenso.

Quercus y Juniperus, encina y sabina, un eufemismo llamado money 

Rodeado de sabinas y de encinas en su finca de Navamarín, Josema no podía ponerle mejor nombre a sus dos instrumentos de inversión Quercus y Juniperus Sabina. Dos árboles del bosque mediterráneo que, eufemismos aparte, dan cobertura a 35 millones de euros.

Quercus Ilex Inversiones tenía unos fondos a finales de 2015 de 12.918.154,27 euros, mientras que Juniperus Sabina Inversiones contaba con un capital de 21.991.712,63. Entre las dos SICAV obtuvo un beneficio en ese año de 2.166.578,0 y lo destinaron todo a reservas excepto 291.644,01 euros que repartieron de beneficio. Lo sorprendente es que gracias al régimen fiscal de las SICAV (en el punto de mira de la Agencia Tributaria desde hace mucho tiempo), en el año 2015 Josema pagó por Impuesto sobre Beneficios la ridícula cantidad de 18.611,41 euros mientras que otra empresa hubiera tenido que pagar al erario público más de medio millón. Que no dé lecciones de ética porque es que para que se le cayera la cara de vergüenza en el hipotético caso de que tuviera.

128 “mariachis” tienen el 0,2 por ciento de Quercus

Decíamos anteriormente que una SICAV debe tener un mínimo de cien accionistas. Pues bien el 0,2 por ciento del capital se reparte entre 128 accionistas, también llamados “mariachis”, mientras que Hermasan( que es como se llama su empresa matriz) es propietaria del 99,98. En el caso de Quercus, el 99,42 del dinero lo ostenta Hermasan y el 0,58 por ciento lo reparte entre 115 inversores.

Quercus está gestionada por Banca March y Juniperus por BNP Paribas España.

Asociación afectados por atentar contra su dignidad y honor

Comparte esta noticia