?????

¿ESTÁ HACIENDA INSPECCIONANDO A JOSEMA TRAS ACOGERSE A LA AMNISTÍA FISCAL?

“El 89 por ciento de los evasores fiscales que se acogieron a la amnistía fiscal todavía no han sido inspeccionados por Hacienda”, ha dicho el Ministro Montoro. ¿Está Josema entre ese por ciento o le están inspeccionando ya?

Eso es lo que nos gustaría saber para contárselo a ustedes, pero como la Agencia Tributaria es muy hermética, nosotros vamos a desarrollar una teoría a partir de la cual que cada uno juzgue el estado de la cuestión de este empresario y sus problemas con el fisco.

A saber: Josema, acogiéndose a la amnistía fiscal, repatría en 2012 cuatro millones y medio de dólares (tres y medio de euros) que tenía en el paraíso fiscal de Curacao. Por esa repatriación paga el uno por ciento en impuestos, unos 37.000 euros y regulariza su situación de evasor. La operación, como ven, le sale que ni bordada porque el gobierno le da el arma para lavar su culpa de mal empresario, mal patriota y pésimo albaceteño.

Hasta aquí todo bien, pero esta página ha demostrado con datos y documentos que Josema alojó en ese paraíso fiscal la friolera de 18 millones de dólares que percibió de la empresa alojada en Michigan, EE.UU., Freudemberg y que los puso a buen recaudo de las autoridades monetarias españolas en Curaçao para que Hacienda no le cobrará los impuestos si los traía a España.

Aquí es donde surgen las preguntas ¿los 4,5 millones de dólares que legalizó eran parte de los 18 que le pagó Freudemberg? ¿Los 13,5 millones de dólares restantes los ha traído a España o los sigue teniendo allí? ¿Si los ha repatriado, ha pagado los impuestos correspondientes? ¿Si los tiene aquí, los beneficios que han generado están siendo objeto de inspección por Hacienda? ¿Y la última pregunta, puede prescribir una golfería de tamaño calibre en caso de que los hubiera repatriado hace años sin que Hacienda lo detectara?

Como ven, a la familia Martinez se le presenta un panorama cuando menos inquietante por las explicaciones que tendrá que dar de sus tejemanejes. Y pueden pasar dos cosas: una, que esté en paz con el fisco porque haya pasado inspección y no hayan encontrado error en su actuación, y dos, que con los antecedentes que tiene se las vea canutas y le metan mano. Y aquí cobra importancia un hecho: a partir de 120.000€ de fraude se considera delito.

Con esta nube sobre su cabeza no nos extraña que no acudiera a la corrida de ASPRONA.

Asociación afectados por atentar contra su dignidad y honor

Comparte esta noticia